martes, 19 de enero de 2010

EL OFICIO DEL PSICOLOGO EN SECUNDARIA

Por Fernando Hernández.
En un mismo día puedo estar escuchando la voz de preocupación de una madre de un alumno de secundaria, ingresar a un grupo para iniciar un proceso de sensibilización, ofrecer una platica a un grupo de madres y padres de familia, charlar con un adolescente acerca de sus logros deportivos, reunirme con los directivos de la escuela para elegir estrategias para resolver o prevenir problemas.

El centro de todas las atenciones es lograr conmover su corazón para que fortalezcan su fe, su confianza y que recuperen la esperanza de que si hay forma de revertir los acontecimientos adversos.

El mundo esta erosionado y el corazón de la humanidad también, el daño emocional es ancestral, existen raíces profundas de dolor y sufrimiento, los sentimientos de rencor, de odio, de remordimiento y resentimiento, se confunden con las necesidades de amar y ser amados, perdonar y ser perdonados.

La OMS (Organizacion Mundial de la Salud) ha considerado que para el 2020 la depresión sera una de las principales enfermedades de la humanidad muy cerca de las cardiacas y las muertes por accidentes automovilisticos relacionados con el consumo de alcohol y drogas, este contexto es el que enfrentan nuestros estudiantes de secundaria con sus escazos recursos emocionales. Por esa misma razón la OMS confirma que el 50% de la población de esta edad sufre trastornos de personalidad y de conducta agresiva, violenta o evasiva y aislada.

Nosotros y nosotras, sus maestros y maestras, sus padres y sus madres, así como los especialistas de la salud tenemos que aprender a desarrollar enormes capacidades de sanacion espiritual, no serán suficiente los programas institucionales, no serán suficientes las intervenciones religiosas y sociales sin la orientación psicosocioemocionalespiritual.

Desde hace tres años he venido atendiendo con el programa PSICOSOCIOEMOCIONALESPIRITUAL con mas de dos mil adolescentes atendidos, un numero considerable de familiares de ellos asi como la colaboración y disposicion de compañeros docentes y directivos del estado de Baja California Sur. Como los antiguos misioneros, (No colonizadores ni conquistadores) vamos construyendo espacios saludables
en donde cada persona vaya recuperando el amor por su propia persona, el amor por su familia, el amor por su grupo escolar o social, en resumen el amor por la vida y por todas las formas de la vida. Que la gente crea que vale la pena...para que todo aquello que se proponga y haga, TAMBIÉN VALGA LA PENA.

En otro artículo me comprometo a ofrecer mas detalles del contenido filosófico, científico, metodológico del programa y la connotación acerca del concepto espiritual, sus beneficios y sus resultados. Por lo pronto les deseo que HOY SEA EL MEJOR DE TUS DÍAS, DE TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA.