sábado, 31 de enero de 2009

LA TELEVISION EDUCATIVA EN MEXICO

¿La televisión comercial y cultural no educan?
La gente no sólo se forma en esquemas escolarizados. La televisión ocupa un espacio muy importante en los hogares contemporáneos (95% de los hogares urbanos mexicanos cuentan con televisión). Todas las opciones televisivas forman a los receptores, desde muy temprana edad, aunque no necesariamente los educan con propósitos de aprendizaje predeterminados. La televisión y otros medios masivos, desempeñan un importante papel en la configuración de la idea del mundo que cada uno posee para normar y orientar su ser y estar entre los semejantes.
La televisión constituye, por su lenguaje, por su naturaleza, por la forma en que se adentra en los espacios más íntimos, un proyecto pedagógico y cada programa televisivo tiene detrás de sí, intencionalmente o no, una concepción del mundo y una propuesta del hombre.
¿Por qué y para qué hacer televisión educativa?
• La primera razón ha sido facilitar el acceso a la educación para todos los mexicanos. La señal de televisión educativa distribuida vía satélite a través de la Red Edusat, llega hasta los rincones más apartados de nuestro país.
• La televisión enriquece la experiencia del aprendizaje, haciéndolo más ameno y ágil.
• El atractivo de las imágenes en movimiento aunadas al sonido, hace más impactante el aprendizaje, no sólo facilitando procesos como la retención, sino permitiendo que se desarrollen aptitudes para otro tipo de lectura: la lectura de la imagen.
• La televisión educativa es una herramienta más para el docente, que facilita y hace más grata su labor.
¿Qué es televisión educativa?
En estricto sentido, la televisión que educa... pero ¿qué es educar? A este respecto podríamos hacer una profunda disertación filosófica, pero consideramos más útil identificar algunas características que distinguen a la televisión educativa de otros tipos de televisión:
• Es generada por instituciones educativas y es pieza integrante de un modelo pedagógico.
• Se emplea como una herramienta en el proceso enseñanza-aprendizaje.
• Está dirigida a públicos identificados por niveles y modalidades académicas que van desde el preescolar hasta el postgrado y por perfiles que distinguen entre docente y alumno, o bien a otros ámbitos de educación no formal como la capacitación.
• Generalmente se distribuye por sistemas de acceso restringido vía satélite (como la Red Edusat) o por cable, videoconferencias, videocasetes y aplicaciones multimedia, aunque algunas de sus producciones llegan también a sistemas de televisión abierta.